header

16/8/13

Algunas historias sobre Edimburgo

Nuestro destino del mes tiene mucho que ofrecer: algunas cosas se ven, otras se saborean y algunas se palpan, pero la mayoría se sienten. ¡Prepara todos tus sentidos!

Quizás sea la bruma característica que, junto con la lluvia, los días cortos de invierno y esos verdes bosques den pie a historias de todo tipo que van contándose de generación en generación hasta convertirse en auténticas reliquias y en parte, sin duda, de la cultura y la historia de Edimburgo

  • Cuenta la leyenda que Maggie Dickson asesinó a su bebé y fue condenada a la horca. Mientras era trasladada al cementerio despertó, ganándose el apodo de “Maggie la medio colgada”. A partir de entonces las sentencias a muerte fueron siempre acompañadas de la aclaración “hasta la muerte”.
    Heart of Midlothian. Fuente:
    http://www.flickr.com/photos/gordypix/7011600995/
  • Existe una cartera en el museo de la policía de la ciudad que, según dicen,  fue creada con la piel de la mano de un profesor de universidad. Burke, que así se llamaba, decepcionado por el descenso de números de muertos en la horca, consiguió el material que tanto necesitaba para impartir sus clases. 
  • Las historias escabrosas parecen ir de la mano de la ciudad, donde el puente North Bridge, situado sobre la Estación de Trenes de Waverly, es famoso por acoger gran cantidad de suicidios. Durante años se trataron de evitar con medidas de seguridad y barreras para tratar de disuadir a los suicidas. Métodos que se han revelado nada útiles y han dado paso a una placa con el número del teléfono de la esperanza.
  • El corazón Midlothian forma parte de uno de esos rituales que no puedes dejar de seguir cuando viajas a algunos lugares. Situado frente al antiguo ayuntamiento y una vieja prisión, la costumbre es escupir en el interior para tener buena suerte o, según los más románticos, para encontrar el amor verdadero. La leyenda recomienda no pisar el mismo porque se conseguiría el efecto contrario. Yo no lo haría para evitar males mayores, como resbalar y caer sobre cientos de escupitajos.
Cuentan que los presos escupían en el corazón como repulsa al sistema penitenciario impuesto, otros van más allá y aseguran que era la manera de repudiar al Imperio Británico.

    Closes. Fuente:
    https://www.facebook.com/viviredimburgo
  • Los closes. Edimburgo cuenta con minúsculos callejones que, normalmente conducen a patios particulares. Cuenta la leyenda que, con la llegada de la peste desde el continente, los enfermos fueron siendo encerrados en ellos y, posteriormente, los closes fueron demolidos o tapiados, con ellos todo lo que hubiese dentro. Lo cierto es que las víctimas sólo fueron obligadas a recluirse en sus casas hasta que superasen, si lo hacían, la peste. Pero las historias como la de Mary King atraen a gran cantidad de curiosos a estos estrechos callejones, para tortura de sus dueños y vecinos.
  • Bares hay cientos y famosos unos cuantos. Cuentan que fue en The elephan house donde J.K. Rowling dio a luz a Harry Potter. En esta cafetería de aire romántico e intimista, el famoso mago vio la luz rodeado de cafés y, sobre todo, cervezas.

Pocos eran los que se atrevían a cruzar las murallas que protegían la ciudad, los que lo hacían presumían de haber llegado al fin del mundo. Ahora en esa zona está The World’s End, un pub de visita obligada si quieres saber qué tal se siente uno en el fin del mundo.

The elephant house. Fuente: http://daviniaenelpaisdelasmaravillas.blogspot.be/2012/11/harry-potter.html
The World's End. Fuente: 
http://www.easyviajar.com/reportaje/los-pubs-memoria-viva-de-edimburgo/the-world-s-end-217
¿Qué, interesante? Si tienes alguna sugerencia o comentario estaremos encantados de poder leerte. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Participa! ¡Cuéntanos tu experiencia con los idiomas!