header

8/7/13

Ya ha llegado el verano y con él nuestros cursos en Bournemouth (Parte I)

Aprender inglés, divertirse y hacer amigos. ¡Seguro que repetirás!

De esta pequeña ciudad del sur de Inglaterra ya os hemos hablado en alguna ocasión, aunque de pequeña no tenga mucho, ya que suele multiplicar su población ¡y no sólo en verano! Lo cierto es que su situación y, sobre todo, su clima, hacen de Bournemouth el mejor destino para ingleses y extranjeros. Además, su universidad, de prestigio nacional, rejuvenece su población convirtiéndola en una de las ciudades de estudiantes más importante y más agradable de la costa sur de Inglaterra.

Con encanto y ecléctica, es un centro para el turismo, los estudios y los negocios. Bournemouth es una ciudad llena de vida que acoge muchos eventos deportivos durante el año (regatas, concentraciones, campeonatos de tenis, competiciones de surf...). Las zonas peatonales y comerciales conviven armoniosamente con grandes parques y zonas verdes. El clima templado durante todo el año (vale, sólo si lo comparamos con el resto de Inglaterra) y sus hermosas playas la convierten en un lugar ideal para todas las estaciones, tanto para los más pequeños como para adultos.


Si, el objetivo de estos cursos son las clases de inglés y empaparse lo máximo posible del idioma y la cultura inglesa y ¿qué mejor manera de hacerlo que viviendo la vida en Bournemouth tal y como lo haría un inglés?


  • Empecemos por el principio: alojamiento.

Es posible tanto en residencia como en familia de acogida. En familia la inmersión estará asegurada, es posible además que la familia de acogida tenga algún hijo de la edad del estudiante, con lo que el negocio será ya redondo (si encajan, claro). Pero en residencia, compartiendo habitación con otro estudiante de cualquier nacionalidad, la diversión estará más que asegurada.

  • Resuelto lo primero, vamos a lo que nos ocupa: las clases.

Según la intensidad de los cursos que hayamos previamente escogido tendremos más o menos horas de clase, en comparación con el resto de estudiantes. Lo normal es optar por 20 o 28 lecciones por semana. Para los jóvenes que quieran disfrutar de las vacaciones, tener tiempo para conocer a otros estudiantes y divertirse en las actividades, la mejor opción es la de 20 lecciones a la semana. La opción de 28 puede hacerse demasiado pesada.

El horario de las clases puede ser bien de mañana o de tarde, de lunes a viernes. Siempre en el nivel que mejor se adecue al tuyo, por supuesto. ¡Todos los niveles admitidos!


  • Y de postre: la diversión.

Si alguna palabra describe a las actividades incluidas en el programa esa es la de espontáneas. Que un día hace bueno, ¡a la playa!, que otro día llueve, ¡museos! Pero también hay mini-golf, bolera, excursiones en barca, parque acuático… Todo siempre bajo la supervisión de nuestros monitores, ¡especialmente preparados para que no haya ni un segundo dedicado al aburrimiento! Estas son las actividades de media jornada, es decir, las que ocuparán el tiempo de los estudiantes mientras que no estén en clases.

Además, el programa prevé 2 actividades nocturnas por semana. Los adolescentes son imparables y no los puedes meter en casa a las 7 de la noche (horario inglés). Nuestros monitores lo saben y por ello organizan salidas hasta las 12 de la noche (que no cunda el pánico) en la disco de la ciudad, la bolera, cine…



¿Qué? ¿Te parece poco? Porque también se incluye una excursión de un día a Londres, Oxford, Bath… porque la diversión y el aprendizaje en ningún caso están reñidos con la cultura, Easy Languages prevé todo tipo de actividades para todo tipo de estudiantes, bolsillos y gustos.


¡¿Qué, sigues pensándotelo?! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Participa! ¡Cuéntanos tu experiencia con los idiomas!