header

12/7/13

Planes de verano en Berlín

Los mejores planes para disfrutar del verano en la capital alemana.

Los españoles solemos pensar que existe un únicoverano, hasta que salimos al extranjero. Entonces nos damos de bruces con la realidad. Todos los que hayáis salido al extranjero sabéis a qué me refiero: poco calor y mucha lluvia en el norte de Europa, combinación de olas de calor y más lluvia en el centro del viejo continente y, por qué no decirlo, la estación opuesta en el hemisferio Sur.

Pero algo que también aprendemos cuando salimos es que la lluvia no puede pararte, por eso hoy os recomiendo los mejores planes si pasáis por Berlín este verano.

  • La Isla de los Museos. Conocida así por el gran número de museos que en ella se concentran, pero lo cierto es que se trata de la isla Spree. La parte norte es la conocida como “Isla de los museos” y la parte sur “Isla de los pescadores”. Está rodeada por el río Spree y el canal Kupfergraben. Su historia se remonta al siglo XVII y el objetivo fue mostrar el esplendor prusiano. 

    La Isla de los Museos.
    Fuente: http://viajesbaratos.sobreturismo.es/2012/12/22/la-isla-de-los-museos-en-berlin/
Aquí podréis visitar importantes museos, además de pasearos entre impresionante arquitectura prusiana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.
¿Qué podréis ver? El Museo Antiguo, el primer museo público prusiano, y el primer museo del mundo construido con la finalidad de mostrar obras de arte privadas, aunque lo que verás ahora es una reconstrucción porque quedó completamente devastado tras la IIGM. El Museo Nuevo, que aloja el Museo Egipcio, la Colección de Papiros, el busto de Nefertiti y el Museo Prehistórico. La Antigua Galería Nacional, que alberga una impresionante cantidad de obras de arte de entre la época de la Revolución francesa y la IGM. El Museo Bode alberga el Museo de Arte Bizantino, la Colección de Esculturas y la Colección humismática, una de las mayores colecciones del mundo y una de las más antiguas de de la Fundación del Patrimonio Cultural Prusiano. Y el quinto es el Museo de Pérgamo, el más concurrido de todos por su impresionante colección de Arte Prusiano, Antíguo, Islámico y del Medio Oriente.

  • Festivales de verano. Berlín es una ciudad joven, dinámica y muy turística y sí, lo es durante todo el año, pero ¿me vas a negar que se disfruta más con buen tiempo?

    Greenville Festival.
    Fuente: http://www.greenvillefestival.com/
Köpenicker Blues & Jazz Festival “Jazz in Town”, es un festival de jazz que comienza el 29 de junio y termina el 24 de agosto. Si te gusta este tipo de música podrás sin duda disfrutarla, de lo contrario tendrás tiempo de sobra para descubrir un estilo diferente. Duckstein-Festival, del 12 al 21 de julio, la música en directo, el teatro callejero, la cocina gourmet o un mercado de diseño harán que te tires a las calles berlinesas. Greenville Music Festival, ya sabéis, formato acampada y conciertos durante todo el día del 26 al 28 de julio. Y el 17th International Berlin Beer Festival, del 2 al 4 de agosto. Algo diferente al October Fest, pero siempre con el mismo objetivo: disfrutar de la cerveza, en concreto unos 2000 tipos de cervezas procedentes de todo el mundo.

  • Mercadillos. Si eres de los que te gusta curiosear, buscar y encontrar tesoros, aquí te dejo algunos de los mercados más famosos de la ciudad.
Mercadillo del Mauerpark, si eres de los que busca y rebusca, de los que no hace ascos a llevar

Mercadillo de Berlín.
Fuente:
http://guias-viajar.com/viajes-alemania/berlin-visita-barrio-turco-kreuzberg/
ropas ya usadas o amante de colecciones antiguas, éste es de parada obligada. Eso sí, no busques profesionales que te aconsejen ni calidad. Otro de segunda mano es el Mercado junto al Ayuntamiento de Schöneberg: desde ropa a libros sin faltar, por supuesto, los puestos de comida. Pero si quieres algo más organizado, entonces lo tuyo es el Mercado de arte de la Calle 17 de Junio. También encontrarás objetos de segunda mano, aunque su fama le precede y le corona como uno de los más grandes y conocidos de la ciudad.

Para los amantes de la V.O. el cine al aire libre de Kreuzberg, donde cada día se proyecta una película diferente: clásicos, cine de culto o cine actual, rodeados de verde y recostados en tumbonas disfrutaréis sin lugar a dudas. Si más que ver una película buscas entretenerte con una experiencia diferente, en el cine al aire libre Rehberge tendrás que vigilar porque quizás tu vecino de butaca es uno de los animadores esperando el mejor momento para darte un susto. Si eres amante de lo gratis, el cine de verano Friedrichshagen invita entre mayo y septiembre ¡a unas 600 personas! Y si lo que buscas es disfrutar de la película a tu aire, recostado sobre el césped, tu opción es el cine de verano del Kulturforum de Potsdamer Platz.


¿Te has decidido ya? Como siempre, déjanos tu comentario o sugerencia si crees que nos hemos olvidado de algo o quieres compartir tu experiencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Participa! ¡Cuéntanos tu experiencia con los idiomas!