header

7/5/13

Lo raro es no saber inglés


Cada vez es más fácil proponerse aprender un idioma de manera independiente.

Ayer nos hacíamos eco de una noticia que explicaba, una vez más, cómo las nuevas tecnologías cada vez están más implantadas en nuestro día a día. Si antes, para acreditar tu nivel de inglés con el título del British Council necesitabas dos días para realizar las pruebas y un mes para obtener el resultado y el certificado, ahora sólo necesitas conexión a Internet, un ordenador y realizar la prueba online. El resultado lo tendrás en 24 horas. ¿Qué tienes que decir? Genial, ¿no?

Pero más allá de lo que la implementación de estas nuevas tecnologías nos permite, lo destacable son las declaraciones de la asesora de exámenes y acreditación del British Council. Para Bernadette Maguire, éste servicio es fundamental para empresas que necesitas conocer el nivel de inglés de sus entrevistados. Éste certificado, por ejemplo, según comenta, no sirve para acceder a una Universidad de EE.UU. por ejemplo, pero sí permite conocer el nivel del candidato, con lo que se gana tiempo y eficacia.

Hablarlo (el inglés) se ha convertido en una necesidad, no un plus. Las empresas miran cada vez más al extranjero al no haber aquí trabajo y el inglés es una herramienta indispensable. Se han dado cuenta de que no vale tener un nivel B1. Con ese chapurreas y te defiendes en un viaje de placer, pero no eres capaz de negociar en Tailandia. Por eso se preocupan más, y el problema es que dentro de la empresa no suele haber nivel suficiente para evaluar a los candidatos”.

¿No es contradictorio? ¿Que las empresas busquen candidatos con niveles de idioma que ni siquiera los más altos directivos dominan?

Contradicciones aparte, lo cierto es que actualmente lo raro es no dominar, como mínimo el inglés. Pero no nos engañemos, no es tan difícil como nos lo pintan. Cada vez más se amplían las opciones para aprender por nuestra cuenta, en caso de que no podamos permitirnos salir al extranjero, que es, sin lugar a ninguna duda, el mejor modo de aprender un segundo idioma.

Blogs y tutoriales en YouTube enseñan idiomas (como el caso de éste chico que, gracias a YouTube, ha aprendido a hablar en más de 20 idiomas). Gramática, vocabulario o pronunciación no serán nunca más una asignatura complicada. Además, el inglés está en todas partes: la radio, la televisión, Internet… están plagados de comentarios, imágenes o videos que sólo tienen sentido si los entiendes en inglés. ¿Qué me dices de los famosos y tan de moda acrónimos? Los usamos a diario, no importa en qué idioma nos comuniquemos y ¡nadie duda su significado!

Fuente: http://soxialmedia.com/que-significan-las-abreviaturas-lol-lmaobrb/

¿Qué me decís de aprender a través del visionado de tus películas y series favoritas? Ya nadie puede decir que no conoce la voz de su actor favorito. Las actuaciones de Woody Allen o Jack Nicholson nada tienen que ver cuando han pasado por el proceso de doblaje. La magia del cine, las bromas y la autenticidad de los diálogos se agradecen. Además, todas las televisiones incluyen ya la opción de visionado en versión original y hay infinidad de páginas de descarga de películas que ofrecen las mismas características.

Los smartphones han eliminado definitivamente cualquier barrera posible. Tener el diccionario a mano es tan sencillo como descargártelo en tu móvil. Estudiar inglés de camino a la facultad o al trabajo sin ir cargando con libros y de la manera más interactiva y divertida gracias a infinidad de aplicaciones (muchas gratuítas). Jugar y hacer que tus hijos se entretengan mientras aprenden. ¡Ríete tú del Magic English!

¿A qué estás esperando? ¡Ánimo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Participa! ¡Cuéntanos tu experiencia con los idiomas!